Datos Biográficos


HUGO LONGA

FERNANDO LOPEZ

CARLOS SEVESO

CARLOS MUSSO

VIRGINIA PATRONE

ALVARO PEMPER

JORGE SOSA

ERNESTO VILA

Hugo Longa (1934 - 1990) Este artista comenzó a exponer desde 1966. Su obra refleja un peculiar desenfado imaginativo y cromático. Entre sus series se destacan los collages sobre Auschwitz creados entre 1967 y 1976, el plasmado de objetos, assemblages y collages donde explora mundos imaginarios, lo fabuloso y lo mágico, con cuotas de surrealismo y arte Pop. Plasmó lo inverosímil y lo grotesco en pintura y en las técnicas antes mencionadas, mostrando un poderoso sentido del humor , explorando ciertas perspectivas humanas y buceando en las realidades inconscientes. Los cuadros neoexpresionistas creados a partir de los años ochenta son incitantes por la densidad de la materia, las pincelados violentas en múltiples direcciones, las alteradas relaciones de escala, el cromatismo desbordante, los chorreados y manchas vehementes, y la iconografía agresiva.

La trayectoria docente de Hugo Longa fue muy importante; sus numerosos alumnos integran el grupo de artistas jóvenes del Uruguay actual.

Cuadros de Hugo Longa

Fernando López Lage (1964). Con audacia y desenfado, diversos creadores uruguayos comenzaron en la década del ochenta a expresarse de maneras atípicas para el medio local. Tenían que demostrar visualmente la rebeldía y el inconformismo luego de años de censura. Los impulsaba además un deseo de revelar las vertientes de una idiosincrasia que no siempre es cauta y conservadora, gris y contenida, melancólica y nostálgica, pacata y apagada, como quiere la mitología local. Evadirse de la tiranía de la paleta baja, superar el convencional cuadro de caballete y sortear las amabilidades de las temáticas más o menos convencionales eran necesidades imperiosas que debían ser resueltas con urgencia.

El momento era propicio. La cultura uruguaya en plena dictadura militar (1973–1984) buscaba válvulas de escape y desde el exterior llegaban, en ese sentido, noticias alentadoras. Internacionalmente se estaban desarrollando con éxito corrientes creativas que buscaban lenguajes útiles como vehículo a diversas inquietudes. López Lage es un representante de esas tendencias. En su serie "Costuras del corazón" de 1990 exhibe un mundo de deseos y problemas en el marco de otras referencias como el dolor, la protección femenina, la fantasía psicodélica, los ritos y los duelos. Fue alumno de Hugo Longa.

Cuadros de F. López Lage

Carlos Seveso (1954). Pintor, dibujante, grabador y creador en técnicas mixtas emergió en la década del 80 con una pintura poderosa. Ya en 1983 su presencia se afirmaba en el panorama de la pintura uruguaya con obras en las que utilizando una figuración libre denotaba una de las características propias de su imaginería: las situaciones inestables. En las series "Los kamikazes" y "Los gatos" de los años 80, la falta de control, la ausencia de reflexión o el estado de abandono eran temas esenciales trasmitidos a través de las figuras humanas, antropozoológicas (hombre-animal) o animales. Luego, cuando su mundo de imágenes se amplía, incluyendo la arquitectura y el paisaje, esos márgenes de inestabilidad son aludidos a través del mundo del circo, los marginados o los personajes que desaparecen en contextos urbanos. La falta de protección y la soledad son temas claves.

Cuadros de Carlos Seveso

Carlos Musso(1954). Pintor, dibujante, creador de instalaciones, escenógrafo y constructor de juguetes, es un artista de variada expresividad que se destaca desde los años ‘80. Como pintor se ubica dentro de diversas modalidades del neo-expresionismo. En los comienzos de los ‘80 Musso se impuso con un estilo de gran potencia expresiva en el que la mancha, la línea, el ocasional empleo de letras y el desborde matérico (abundante utilización de los materiales) trasmitían un mundo de violencia vinculado a lo sexual, a la muerte y al sufrimiento. También realizó entonces ambientaciones vinculadas al mundo hospitalario, reflejando la agonía de cuerpos sufrientes. Fue muy destacado su libro de artista en 1982. Luego realizó diversas series de pinturas, y desde 1996 tiene una serie sobre figuras humanas de hondo dramatismo. En el área del diseño y la creación de objetos Musso abarca un amplio espectro destacándose como creador de libros de artista y juguetes. Comenzó en 1981 la creación de objetos lúdicos, y desde 1987 adoptó al cuero como materia prima esencial de sus obras. Musso pergeña juguetes, miniesculturas, esculturas de formato mediano y juegos de ajedrez, poniendo particular énfasis en la conjunción de esmero artesanal y rigor formal del diseño. El MUVA ofrece las nuevas propuestas de Musso, y una de sus obras anteriores.

Cuadros de Carlos Musso

Virginia Patrone (1950). Crea desde fines de los años ‘80 una propuesta pictórica sobre la decrepitud y el deterioro de los esplendores montevideanos de la arquitectura de antaño. Establece una peculiar relación entre arquitectura y figura femenina. La arquitectura que toma como referencia se encuentra ubicada en la Ciudad Vieja de Montevideo, en particular las fachadas de estilo ecléctico historicistas. De esa forma numerosos detalles del rico eclecticisimo histórico, tan dañados por la especulación inmobiliaria, son rescatados por su pintura.

A través de su paleta exaltada, Patrone le otorga una nueva vida a la bella arquitectura deteriorada. En diversas series la mujer está vinculada a la arquitectura de otrora. Lo femenino avanza en el espacio. Las imágenes femeninas flotan en el aire o se escapan de los encierros (reales y metafóricos). Así Patrone revitaliza la capacidad de realización femenina..

Cuadros de Virginia Patrone

Alvaro Pemper (1965). Comenzó a fines de la década del ‘80 y es, desde 1989, el período donde crea sus obras más significativas a partir de un diálogo con el Art Nouveau, el Prerrafaelismo y los simbolistas. De esa forma Pemper acude a la mitología clásica para explorar los temas referidos a la lujuria, la muerte, el erotismo cruel, la pureza, la impureza y la ascención a través del sacrifico y de la mutilación. Esa exploración la realiza en grandes pinturas y en dibujos.

Cuadros de Alvaro Pemper

Jorge Sosa (1957). Se expresa en tapiz alto lizo, en la antigua técnica del gobelino, y es heredero del lenguaje de Ernesto Aroztegui (1930 - 1994), de quien fue alumno. Aroztegui se distingue por sus retratos hiperrealistas y anamórficos donde privilegia lo irracional, en tapices de gobelino alto lizo tejido y formas planas de dibujo con lápiz graso. Pero Sosa le da una nueva vuelta de tuerca a esa creación y hace su aporte singular. El artista tiene una larga trayectoria comenzada en 1977 y expuso en diversos encuentros nacionales de tapicería.

Tapiz de Jorge Sosa

Ernesto Vila (1936). Pintor vinculado a la estética torresgarciana (Joaquín Torres García y seguidores). Busca un camino singular, sobre todo desde mediados de la década de ‘80 cuando se vuelca al collage sobre papel y a una iconografía que privilegia el retrato. Hace así su contribución más significativa al arte nacional, que prosigue en los años ‘90. Las evocaciones melancólicas de sus collages aluden con enternecedora sensibilidad a la fuerza y a la fragilidad de la memoria, al desvanecimiento de las imágenes y a la vulnerabilidad de los seres humanos. Con el empleo de papeles muy delicados Vila sugiere un mundo taciturno. El propio papel, material frágil, es una alusión constante a la quebradiza, delicada y tenue capacidad de evocación. Pero detrás está el soporte de cartón, presente en muchas instancias, un material que habla también de la resistencia de la memoria. Pero por sobre todo está la voluntad artística de fijar ese pasado en obras que lo rescaten y plasmen, aunque a veces parece evaporarse.

Cuadros de Ernesto Vila


Descubre las obras de estos artistas en una nueva exposición del MUVA

Sobre Arte Actual Uruguayo

Textos de Alicia Haber



Visite la exposición

Textos de Alicia Haber directora del MUVA


Copyright © EL PAIS

Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización.

Para autorización enviar mail a:
[email protected]